La forma libellandi

Dr. Infante
Autor
Antonio Pérez Martín
Autor de capítulo
Justo García Sánchez
Autor de capítulo

Sinopsis

Esta obra está estructurada de la siguiente manera:

1) Estudio del contenido de la obra “Forma libellandi” por Antonio Pérez Martín. En él APM destaca el éxito editorial de la obra, ya que en pocos años alcanzó 21 ediciones. En su estudio tiene en cuenta las ediciones de Toledo de 1500 (que aquí se reproduce), la de Burgos de 1536, la de Salamanca 1551 y la de Salamanca de 1500 que se diferencia de las demás porque añade al final siete piezas. Manifiesta que la obra es una mezcla de formularios y de “noticias” o exposiciones doctrinales. Los formularios, sin un orden preciso, se refieren a todas las partes del proceso, tanto civil como criminal, competencia entre el fuero secular y el eclesiástico, etc. Mantiene que algunos más que meros formularios, son documentos presentados en su día a las autoridades competentes. Las exposiciones doctrinales, basado en un estudio suyo publicado en Sevilla en 1981- 1982 y en Murcia en 1999, concluye que no se trata de una obra de investigación original sino materiales tomados de la literatura usual de la época. Las obras citadas son principalmente obras del “ius commune”, tanto del derecho romano (Digesto, Código, Novelas y Baldo) como del derecho canónico (Decreto de Graciano, Decretales de Gregorio IX, Libro Sexto y glosadores). No obstante, también se citan obras del derecho castellano: Fuero Real, Ordenamiento de Alcalá de 1348 y Ordenamiento de Briviesca de 1387.

2) Biografía del Doctor Infante, por Justo García Sánchez. A base de la documentación salmantina JGS consigue fundamentar datos nuevos sobre la vida de este jurista sevillano: su nombre es Pedro Fernández Infante, licenciado y doctor en leyes por la Universidad 12

3) Fuentes de la “Forma de libelar” por Justo García Sánchez. En él JGS mantiene que estamos ante una obra que no se imprime en vida del autor e incluso que su autor no la pensaba publicar, sino que son un conjunto de materiales de que disponía como fruto de su actividad docente (preparación de grados académicos y aspiración a plazas vacantes) y de su ejercicio profesional como abogado y como letrado del cabildo salmantino. Las fuentes que utiliza son las fuentes legales hispanas, así como las del “ius commune”, tanto las canónicas como las romanas y la doctrina de los glosadores y de los comentaristas.

4) Edición facsímil. Se reproduce el ejemplar conservado en la Biblioteca de la Universidad de Navarra, terminado de imprimir en Toledo el 5 de agosto de 1500 por el maestro Pedro Hagenbach.

Cubierta para La forma libellandi